LibroBigData lillyAportación de los “Real World Data (RWD)” a la mejora de la práctica clínica y del consumo de recursos de los pacientes ( AAVV).

La necesidad de información derivada del entorno asistencial real ha sido una constante para los decisores. Los ensayos clínicos aleatorizados, como gold standard para definir la eficacia y seguridad de las intervenciones terapéuticas, son de alto coste y van dirigidos a grupos seleccionados de pacientes. Son necesarios estudios que nos permitan conocer la efectividad y la seguridad de las intervenciones, en nuestros pacientes concretos y en nuestro entorno de práctica clínica habitual. Los real world data, RWD, son aquellos estudios fuera de los ensayos clínicos aleatorizados que complementan la información de estos en la práctica clínica real. Entre los RWD, se incluyen estudios observacionales de registro, datos provenientes de historias clínicas electrónicas, encuestas de salud y ensayos clínicos pragmáticos. El objetivo de este estudio es identificar las aportaciones de los RWD en España para la mejora de la práctica clínica y el consumo de recursos. Para alcanzar este objetivo se ha planteado un diseño en tres fases: revisión de la literatura, encuesta a instituciones y sociedades científicas, con el objetivo de detectar la literatura gris y en tercer lugar, el análisis de un grupo de discusión de expertos representantes de todos los agentes decisores en el sistema sanitario, para incorporar aquellos aspectos cualitativos que enriquezcan la evaluación de los RWD en España. Los estudios sobre RWD se han realizado en España desde hace muchos años, pero con diferentes denominaciones: estudios post-autorización, naturalistas, etc… A pesar de la experiencia con los RWD de los diferentes expertos, principalmente estudios observacionales de registro de enfermedades y de tratamientos, los sesgos asociados condicionan que la difusión actual a través de la literatura científica de los mismos sea escasa. La evaluación cualitativa permite detectar la necesidad de un cambio cultural y de plantear una hoja de ruta para que nos dotemos con los recursos necesarios para poder obtener unos RWD de calidad en España, que impacten positivamente en la práctica clínica y en el uso eficiente de los recursos.